Hay pacientes que tienen pánico a la visita al dentista, o bien se les hace muy pesado tener que aguantar visitas muy largas. La inmensa mayoría de estos miedos desaparecen tras la primera o segunda visita, pero en el resto de casos podemos plantearnos realizar el tratamiento con sedación.

La sedación consiste en un estado de relajación conseguida mediante fármacos administrados por un médico especialista en anestesiología. La principal ventaja es que la podemos realizar en la propia clínica dental (lo que le ahorrará desplazamientos) y la recuperación es inmediata.

Para las sedaciones trabajamos en colaboración con un equipo de anestesistas de la Vall d’Hebrón. En la clínica le informaremos de todos los detalles de este procedimiento. También puede encontrar mas información en: www.anesdent.com